miércoles, 13 de julio de 2016

Lluvia..

Llego el invierno, y con el la lluvia, los días fríos y la necesidad de la calidez... Aunque hay calidez que se anhela todo el año, y a veces pasan los años y no se siente, se espera y no llega, y te preguntas ¿Por qué? 
La lluvia... Amo la lluvia, me inspira, me relaja, me hace soñar despierta, hasta que se transforman de un momento a otro en pesadillas y quiero que deje de llover y que salga el sol para disfrutar su calor; como anoche; si anoche... Acostada, pudiendo ser cobijada en un abrazo, estaba sola en un rincón anhelando los ronroneos de mis felinos hijos para llenar esa soledad absurda de estar sola en compañía... Llovía, pero esta vez no me era grata su compañía, no me ayudaba a dormir, sólo me hacía sentir lejos del hogar; no me relajaba sino me angustiaba; me forcé a dormir y desperté cansada, adolorida y acongojada; todavía no sabía lo que tenía preparada la tarde.
Llueve... Tengo a mis hijitos felinos a mi lado, el calor de mi hogar y la tranquilidad de mi habitación; pero me falta algo; lo mismo que la noche anterior, lo mismo de hace días atrás, lo mismo que espere por meses, lo mismo que creí recibiría desde hace un par de años; y es lo curioso... Nunca lo he tenido, y lo extraño.
Miles de voces, muchas imágenes pasan frente a mí, y todo me hace recordar todo lo vivido, anhelado pero que nunca existió; siempre he sido soñadora ¡Quizás eso he estado haciendo todo el tiempo! Quizás sólo he estado soñando despierta mientras esperaba lo que tanto anhele... Tanto dar mientras llegaba... Tanto perdonar para sentirme liberada... Tanto amar, querer y ¿Para qué?
La pesadilla que me atormentó en el pasado se volvió a repetir; le temí como a los payasos que me paralizan, y aunque una lagrima rosa nuevamente por mis mejillas, miro a mi alrededor y veo que a pesar de todo, estoy mejor que ayer... Sin vendas, sin falsos amigos, sin un falso amor... Acostada para volver a soñar, intentar descansar y seguir... 
El invierno siempre ha marcado mi vida de una forma muy similar, es increíble como casi calcado se repite hasta los kilos demás, ¡Ja, qué ironía!  
No será fácil como tampoco lo fue ayer, pero al igual que antes hay que comenzar a construir de nuevo ¿Construir? Extraño hablar de construir donde nada se cimentó... Pero eso no me resta la posibilidad de hacerlo, como también lo hice antes entre medio de la dolorosa destrucción... ¡Tantas planificaciones sin futuro! Tantos viajes sin realizar, tantos lugares pendientes de llegar; pero sin caminar no se avanza, y no se puede avanzar con tanta carga a cuesta.
¿Cómo se puede vivir con tanta falsedad? ¿Cómo logran descansar quienes sin piedad roban la paz? ¿Què hacen con las sonrisas robadas? ¿A dónde entierran el brillo de los ojos que alguna vez se iluminaron con su pasar? En este mundo hoy reina el desamor, el individualismo, la hipocresía y la mentira; mientas el amor, muere con aquellos quienes creyeron y en vano esperaron.
Ya comenzó un nuevo día, y llueve, sólo que la lluvia se siente distinta esta vez; se siente por dentro también, pero pasará...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si me dejas tu comentario, deja también tu nombre, ya que los anónimos no tienen identidad, por lo tanto, no es valida su opinión.