martes, 13 de septiembre de 2016

Rutina... Una mala compañera de vida

Como es que llega la rutina con tanto que hacer todos los días? Estoy sentada esperando llegue el momento de compartir con mucha gente que nunca he visto y quizás no volveré a ver, es una costumbre que adquirí hace tiempo y que tenía botada; algunos le dices seminarios, otros lanzamientos de libros, exposiciones, inauguraciones, etc... Yo le llamo sociabilizar; y mientras espero contemplo mi entorno: enamorados, parejas que van camino a ello, deportistas, caminantes solitarios, cansados trabajadores que van camino a casa y mascotas que tienes la fortuna de tener un padre humano y un hogar, y es cuando me pregunto ¿En qué momento aparece la rutina? ¿Cuándo es que dejamos de disfrutar la vida, los instantes de libertad, la compañía de nuestros amados? No "necesito" saberlo pero la siento venir; no, creo que en realidad ya me está absorbiendo y no me gusta como se siente su compañía... ¿Se escapa de esto? O ¿Se aprende a vivir con ella?