sábado, 31 de diciembre de 2016

Adiós 2016...

Ya es 2017 y estoy acompañada de mi Thomy, Lita y Rocky... mis mascotas, y es que prefiero estar acompañada de su amor sincero, porque eso es lo que diferencia a los animales de las personas.

El cielo está lleno de colores y sonidos estremecen las casas, se escuchan risas a lo lejos y mi celular no deja de recibir buenos deseos para este año que acaba de comenzar, pero mi mente está llena de pensamiento ontologicos... lleno de por qués y para qués que realmente sólo el tiempo responderá.

Extraño los años pasados... los abrazos de los amigos que ves sólo para fechas especiales, pero que con un abrazo traspasan tu ser; ya no están cerca y me pregunto ¿Está bien que siga estando en este lugar? Todos han avanzado y yo sigo aquí, avanzando también pero desde el mismo lugar y aquí ya no hay paz ni amor... existe sólo una pantalla, un holograma del que no quiero ser parte; lo expreso pero mis palabras son duras an los oídos de quienes son "felices" en medio de este show, pero lo siento, parte de mi identidad es mi ser hipócrita y no puedo ser parte de esta gran farsa ¡Qué afortunados son aquellos que, a pesar de los lamentos, no volvieron su mirada atrás! A veces quisiera ser menos corazón y más razón...

2017! Llegaste para grandes cambios y decisiones, y adivina... Aquí estoy más fuerte de la que sobrevivió estos últimos  seis años; porque cuando soy débil, Él me hace fuerte, y no llegue aquí para volver atrás, sino para conquistar lo que me prometió.

Bienvenido!!! Ya no soy igual, ni la misma de ayer; gracias 2016 por tantas lágrimas y decepciones porque me ayudaron a crecer ¿Y a ti? 🙃 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si me dejas tu comentario, deja también tu nombre, ya que los anónimos no tienen identidad, por lo tanto, no es valida su opinión.