lunes, 27 de noviembre de 2017

La mentira

Ayer una mentira arruino mi estabilidad, esa que me costó recuperar tras muchas cosas; y es que me afectó tanto descubrir una realidad inexistente para mi... mi organismo reaccionó ante un hecho nuevo que le tocó vivir, y mi mente no detiene su veloz marcha. Hoy decidí detenerme en el camino sabiendo que ésta parada puede tener sus consecuencias, pero lo necesito; necesito sentir mi respirar, saber que sigo aquí pero en otra realidad, pero sigo nadando en un mundo en el que he estado hace mucho tiempo pero que no tenía idea de que existía, y me da asco convivir en un lugar así. Mientras estoy en mi habitación escucho que llegan y se van personas que visitan el lugar, y hay dos personas que las reciben y que como camaleón cambian con cada visitante, y me siento perdida, siento que sobro en un mundo donde nada es real; las personas que creía sinceras no lo eran en realidad y me siento extraña en un lugar donde he pasado toda mi vida, y me dan ganas de escapar pero no se a dónde; creo que siempre he vivido en una burbuja que me separaba de la gran verdad que es esta egoísta y mentirosa sociedad. Lágrimas caen por mis mejillas de impotencia... He perdido mucho tiempo esforzándome para hacer el bien y ayer me di un nuevo portazo porque nadie más parece hacerlo; tanto dar para no recibir más que mentiras justificadas ¿Puede existir algo más ruin? No me sorprendería que alguien me diga que si, y es que el engañar y dañar a los demás parece ser normal en el mundo de hoy... Definitivamente no soy de este mundo, y hasta que llegue el tiempo de regresar a mi hogar, no tendré mas opción que llorar y dolerme con cada decepción, que no acepto, pero la extraña aquí soy yo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si me dejas tu comentario, deja también tu nombre, ya que los anónimos no tienen identidad, por lo tanto, no es valida su opinión.