lunes, 14 de enero de 2019

Sin permiso...

Sin permiso y sin aviso te adueñaste de mis pensamientos una vez más, y no quiero que sea la segunda noche de insomnio por estar pensando en ti, porque ya no eres más, así lo decidí; alguna vez decidí amarte en medio del miedo y la confusión, y de la misma manera ahora decidí que no existes para mi.

Tantos recuerdos se agolpan en mi mente, y no, no son las razones por las que le aleje de ti, sino los pocos motivos por lo que, a pesar de todo, siempre me quede.

Fuiste mi todo, pero te empeñaste a ser nada, decías que yo no entendía, pero quien no entiende quien es, eres tú; espero que algún día te encuentres y que no sea demasiado tarde para que comiences a vivir, porque ya has perdido treinta años de tu vida, y es demasiado...

Extraño tu voz, tu mirada y tus caricias, pero hace tanto que desaparecieron, que no se cómo es que las recuerdo, ya todo era un agravio, no había paz ni al cerrar los ojos para descansar, era un estrés constante del que no sabía cómo escapar, pero sin piedad, me lanzaste la “llave”para que lo hiciera.

Te veo y se que no eres feliz. Te veo sonreír y reconozco mi obra en ella,  porque tu... tu no sabes cómo es realmente, te negaste esa expresión por tanto tiempo que me tocó enseñarte como ponerla en tu rostro más de una vez, y por eso se que la que llevas hoy, es sólo para el espectáculo, para que tu “público” te vea; pero yo se que detrás del telón, deja de existir.

Descansa, hazlo de una vez, pero al despertar, no permitas que ningún músculo, pensamiento ni sueño se quede durmiendo, lo haz permitido por mucho y debes comenzar a vivir en la realidad, no en lo que te hace alguien ante los demás, sino en la que sonríes sin pensar, sin planear... sin miedo a nada, sólo ser tu, orgulloso de quien eres y feliz de quienes te aman así, esa es la realidad ¿Temes despertar y descubrir que estás solo? No te culpo, has pasado mucho tiempo espantando a todos con tu trato, incluso a mi. No te culpo si temes a la soledad, porque aunque dices que la prefieres, no existía nada mejor que amanecer abrazados, y eso, solo no se logra.

Descansa, y hazlo el tiempo que creas necesario, pero no dejes que el cansancio y el peso de la careta te venza... siempre creí en ti, y lo sabes, aunque siempre supe la verdad, me mentí para creerte a ti, me engañé mientras tu también lo hacías al mismo ser que decidió por ti... 

Esta noche descansaré y despertaré recordando mi decisión; porque ayer decidí por ti, pero hoy, esta vez lo hago por mi.

martes, 1 de enero de 2019

01 de enero de 2019... Hoja en blanco?


Primer día del año 2019, y es extraño.

Sentí libertad tras dejar atrás una situación difícil, pero, así como los elefantes, que desde pequeños se acostumbran a la soga que no les permite escapar, y se quedan quietos aún de grandes, me siento sin libertad de seguir mi propio camino… era un camino forjado el que ya conducía cada una de mis acciones, y ahora, aunque todo tiene mucho sentido y hay rumbos determinantes, son un laberinto que me tienen quieta si avanzar ni retroceder, quizás es mejor seguir stand by por unos días, pero tengo tanto planificado que no me lo puedo permitir por mucho… “Déjate caer, y luego párate con lo que signifique esa caída, pero deja de luchar con tus propias fuerzas…” ha sido el mensaje más claro y fuerte que he recibido desde el mismo cielo, pero no lo suficientemente instructivo para hacerlo de una vez; después de enfrentar tanto caos, donde tuve que usar la tan poco estimada careta, y reír sin sentirlo, como los tan odiados (por mi) payasos, es raro ser auténtica y disfrutar lo que eso significa, me acostumbre a una identidad impuesta para ser parte de una familia donde fui advertida que recibiría tratos pocos gratos para ser parte de ellos ¡Qué estupidez más grande la mía al aceptar! Sin contratos de por medio, acepté una real condena por esperar y confiar en que eso no pasaría… pero paso, una y otra vez, y me perdí, y es lo que hoy, a pocos días de mi “libertad” no se conducirme sola, aprendí a depender, y eso está mal, porque estuve con quien me hacía la vida mucho más fácil, pero a la vez me hizo perder el sentido de vivir… que contradictorio parece, pero no lo es tanto si piensas que tienen al partner perfecto para hacer todo lo que imaginas, pero sólo como compañía porque lograrlo equivalía pagar con tu paz mental, tus deseos más íntimos, e incluso con aquello que no deseabas experimenta. Si usted que lee tiene imaginación que lo hace volar, créame, me refiero a todo aquello que puede estar pensado en este momento.

Mañana ya es el segundo día del año, hace calor hoy, y así será el resto de semana. ¿Has oído sobre esa creencia de que los 12 primeros días del año son indicadores de cómo será el clima para los doce meses del año que empezamos? Bueno, así también es con las personas, siempre hay algo que te puede dar señales de lo que depara el futuro, sólo que al igual que con el clima, a veces no le prestamos atención y creemos que por el camino todo puede cambiar, pero las sorpresas nos cambian el panorama, y no siempre es para algo mejor… no siempre estamos previstos de paraguas y la lluvia nos desborda el alma.

Es tarde… ya es hora de comenzar a dejar todo listo para enfrentar la semana: vestuario, agenda, y de nuevo la alarma para no pasar de largo después de tantos días de descanso, o más bien, de no ir a trabajar, lo que en lo personal es algo que me gusta, ya que afortunadamente allí encontré gente maravillosa que en cada momento me hace reír, y olvidarme del proceso de duelo que parece no acabar jamás.





Buen 2019 para todos quienes me leen, y si sólo llegaste aquí por casualidad, deseo que tu vida sea sin caretas, con tu frente en alto siempre, y sin ningún tipo de grillete que te impida alcanzar tus sueños y metas, aunque este, sin darnos cuenta, sea aquello tan maravilloso a lo que llamamos amor.

lunes, 27 de noviembre de 2017

La mentira

Ayer una mentira arruino mi estabilidad, esa que me costó recuperar tras muchas cosas; y es que me afectó tanto descubrir una realidad inexistente para mi... mi organismo reaccionó ante un hecho nuevo que le tocó vivir, y mi mente no detiene su veloz marcha. Hoy decidí detenerme en el camino sabiendo que ésta parada puede tener sus consecuencias, pero lo necesito; necesito sentir mi respirar, saber que sigo aquí pero en otra realidad, pero sigo nadando en un mundo en el que he estado hace mucho tiempo pero que no tenía idea de que existía, y me da asco convivir en un lugar así. Mientras estoy en mi habitación escucho que llegan y se van personas que visitan el lugar, y hay dos personas que las reciben y que como camaleón cambian con cada visitante, y me siento perdida, siento que sobro en un mundo donde nada es real; las personas que creía sinceras no lo eran en realidad y me siento extraña en un lugar donde he pasado toda mi vida, y me dan ganas de escapar pero no se a dónde; creo que siempre he vivido en una burbuja que me separaba de la gran verdad que es esta egoísta y mentirosa sociedad. Lágrimas caen por mis mejillas de impotencia... He perdido mucho tiempo esforzándome para hacer el bien y ayer me di un nuevo portazo porque nadie más parece hacerlo; tanto dar para no recibir más que mentiras justificadas ¿Puede existir algo más ruin? No me sorprendería que alguien me diga que si, y es que el engañar y dañar a los demás parece ser normal en el mundo de hoy... Definitivamente no soy de este mundo, y hasta que llegue el tiempo de regresar a mi hogar, no tendré mas opción que llorar y dolerme con cada decepción, que no acepto, pero la extraña aquí soy yo.

viernes, 7 de abril de 2017

Se buscan...

Hace un tiempo supe de Él, supe que no es feliz; han pasado años y por más que insiste, no es feliz... discusiones por mil, y creyó que un hijo sería la solución, pero no; ese es un error que muchas parejas cometen destinando a un inocente al desamor.
La historia se escribió pero los protagonistas no fueron los personajes del guión original.
Ella lo busca por doquier, creyendo que es parte del pasado pero su inconsciente la engaña una y otra vez, hasta que una noche cualquiera reacciona y lo recuerda con dolor; se culpa, lo busca en las muchas caricias que dejó, pero ya no está...
Él, le cambio el semblante, le llamo de un modo distinto y fingió que nada había cambiado, pero la esencia ya no está; no está la original, vive con una copia con quien no logra descansar en paz; navega por las noches y pregunta si sus signos serán compatibles alguna vez... de un tiempo a esta parte ya hasta cree en banalidades que jamás antes consideró...
Están perdidos, se buscan mutuamente pero por caminos distintos y erróneos; no hay calor que encienda el fuego que mantenían con tan sólo una mirada, no hay caricia que exprese tanto amor como el que los unió. No hay libros que relaten las historias que construían al pasear a diario por el mismo lugar; la obra hoy se escribe con dos finales paralelos, alternativos que se modifican con sufrimientos que se pudieron evitar, pero no, escogieron arriesgarse; ella lo trato de evitar, pero él eligió el desafío y no lo logro, y esa derrota hoy los hace deambular en distintos tiempos, pero buscándose al fin.
La noche se hace día para él, se sumerge en la web, busca la aprobación que antes nunca le importó; con algo tiene que llenar el vacio...
El día, es confusión; ella ve rostros, miles de rostros cubiertos con caretas, algunas les parece conocidas y hasta los confunde con seres reales, hasta que la decepción la hace correr en busca de la cómplice soledad, que enmudece cuando ella ruega una señal.

Es de noche y trata de descansar, mientras en algún lugar, un leopardo comienza a navegar... buenas noches 

sábado, 31 de diciembre de 2016

Adiós 2016...

Ya es 2017 y estoy acompañada de mi Thomy, Lita y Rocky... mis mascotas, y es que prefiero estar acompañada de su amor sincero, porque eso es lo que diferencia a los animales de las personas.

El cielo está lleno de colores y sonidos estremecen las casas, se escuchan risas a lo lejos y mi celular no deja de recibir buenos deseos para este año que acaba de comenzar, pero mi mente está llena de pensamiento ontologicos... lleno de por qués y para qués que realmente sólo el tiempo responderá.

Extraño los años pasados... los abrazos de los amigos que ves sólo para fechas especiales, pero que con un abrazo traspasan tu ser; ya no están cerca y me pregunto ¿Está bien que siga estando en este lugar? Todos han avanzado y yo sigo aquí, avanzando también pero desde el mismo lugar y aquí ya no hay paz ni amor... existe sólo una pantalla, un holograma del que no quiero ser parte; lo expreso pero mis palabras son duras an los oídos de quienes son "felices" en medio de este show, pero lo siento, parte de mi identidad es mi ser hipócrita y no puedo ser parte de esta gran farsa ¡Qué afortunados son aquellos que, a pesar de los lamentos, no volvieron su mirada atrás! A veces quisiera ser menos corazón y más razón...

2017! Llegaste para grandes cambios y decisiones, y adivina... Aquí estoy más fuerte de la que sobrevivió estos últimos  seis años; porque cuando soy débil, Él me hace fuerte, y no llegue aquí para volver atrás, sino para conquistar lo que me prometió.

Bienvenido!!! Ya no soy igual, ni la misma de ayer; gracias 2016 por tantas lágrimas y decepciones porque me ayudaron a crecer ¿Y a ti? 🙃 

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Lluvia...

¿A quién no le gusta la lluvia? A muy pocos...

Es ideal disfrutarla con el ser amado, regaloneando al lado de una chimenea mientras se bebe un delicioso vino, no? Eso, es realmente un sueño que pocos logran disfrutar, pero hay otras instancias, cómo quedarse acostado escuchándola mientras choca con el techo, o caminar por la calle mientras estás cae por tus mejillas; pero ¿Qué pasa cuando la lluvia moja tu interior? ¡¡Es desesperante!! Porque no hay paraguas, no hay chimenea, no hay nada para librarte de ella... simplemente cae y se escapa por los ojos, recorre las mejillas y muere (quizás) en el suelo... 

Hay lágrimas de emoción, de felicidad, pero esas, extrañamente pasan rápido, sin embargo las de dolor, tristeza, decepción no; esas tardan en retirarse y dejan huellas, marcan vidas... Pero finalmente pasan.

Hoy llego el verano, pero en mi se adelantó la lluvia.

Hace dos meses amanecía en Valdivia y la lluvia golpeaba nuestra ventana... hoy golpea por dentro, pero solo en mi.

martes, 13 de diciembre de 2016

Cáncer...

Hace muy poco recibí una noticia inesperada y dolorosa; las cosas que jamás uno cree que pasaran, suceden y es cuando todo cambia... todo. 

Las noticias inesperadas son terribles pero a la vez nos hacen más fuertes, y nos empujan a tomar decisiones, porque el tiempo escasea.

Cuando una enfermedad aqueja una vida, un cuerpo sufre, una mente divaga y se llena de preguntas; pero lo peor, es ver la lastima de los demás hacia quien padece un mal; eso, eso si es doloroso, saber que no es amor lo que se recibe, sentir la obligación de una caricia, de una palabra de aliento o saber que alguien finge amor porque así es mejor para el enfermo.

El silencio es el mejor compañero ante la hipocresía de quienes a diario critican, dan la espalda y dañan, pero que muestran otra actitud, porque es "correcto" ante quien tiene poco tiempo para disfrutar, y se muestran bondadosos, y quizás algo más.

Algunos, segados por el dinero y lo material, pierden su esencia y desvalorizan la vida y el amor que otros le pueden dar; no les importa destruir sueños, ilusiones, alegrías... corazones; solo les importa adquirir, usar a otros y construir una fortaleza para esconder su triste realidad.

Enfermedades... tan dolorosas y solitarias son también unas buenas "amigas"...Si! lo son, porque ayudan a abrir los ojos, ayudan a ver a los reales y a identificar a los falsos; finalmente, cuando una de estas amigas decide llevarnos a otro lugar, nos aleja de los peores tipos de cáncer de esta sociedad: la hipocresía, el egoísmo, la mentira y la falsedad; pero para lograr pasar el umbral en paz, es mejor guardar el secreto... es mejor seguir como si nada pasara, y que las lamentaciones lleguen, cuando ya no se puedan escuchar.