jueves, 2 de mayo de 2013

Reflexión en el camino

Llegado hasta aquí con dificultad, y a veces hasta en soledad, incluso viendo las espaldas de quienes más he amado, hoy me pregunto ¿Cuanto camino aún me queda por recorrer hasta llegar a mi destino?.
Se que tendré que seguir escalando altas montañas, tan altas que a veces me han hecho creer que no veré de nuevo el sol. Quizás nuevos desiertos, en los que por más que he buscado, nada he encontrado y sólo al querer retroceder, contemplo tus huellas, las que vas dejando al cargarme en tus brazos para que no desmaye, y es lo único que me ha dado nuevas fuerzas para seguir.
Con todo puedo decir, porque lo se, que aún no es el final, me queda mucho más por recorrer, pero ante tantas personas que caminan a mi lado me pregunto ¿Cómo poder reconocer a quien sólo me acompañará a pasar por el bosque sombrío? porque sólo me acompañará un tiempo en el camino, luego se irá por el sendero que le corresponda y tendré que seguir el viaje hasta llegar a mi lugar.
Sólo se que cada vez estoy más preparada para sobrellevar lo que ha de venir, pero no confiada, porque no conozco los nuevos desafíos, las nuevas pruebas que tendré que enfrentar, rodillas peladas, ojos hinchados y de nuevo esos ecos alrededor, sólo espero no volverlos a oír y sólo prestar atención a la verdadera voz que en mi interior nuevamente se va a oír, tendré que estar más atenta esta vez, pero no ansiosa, el miedo no puede volver a alterar el verdadero sonido, tendré que estar alerta para captar aquel hermoso sonido que anhelo muy pronto volver a disfrutar, no importa donde ni de que lugar, solo quiero que pase ya!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si me dejas tu comentario, deja también tu nombre, ya que los anónimos no tienen identidad, por lo tanto, no es valida su opinión.